Sobre mi


ana-engumama

Ana Isabel es mi nombre, aunque me llaman de diferentes formas, Ana, Anita o Ani. En las redes sociales soy Ana Isa, así que eres libre de llamarme como quieras.

Soy una soñadora, un culo inquieto, me encanta aprender cosas nuevas y estar siempre ocupada.

Siempre ando rodeada de libros y tengo un problema con los cursos. Me apunto a todos!!

Soy una apasionada del mundo de la educación y he hecho de ésta mi profesión. Estoy firmemente convencida que a través de ella es como se cambia el mundo. Soy Educadora social y Psicopedagoga y llevo trabajando desde hace más de 10 años con niñxs y adolescentes. Por este motivo me especialicé en intervención socioeducativa con Menores. Siempre me ha gustado el trabajo con ellos, es increíble la de cosas que pueden aportarte. Si dedicáramos un minuto de nuestra ajetreada vida a escucharlos, a tenerlos en cuenta, a empatizar con ellos o simplemente a respetarlos como personas…el mundo funcionaria de otra manera.

Mis títulos académicos y mi experiencia profesional me han aportado aprendizajes increíbles pero ninguno como el que me está aportando mi maternidad.

Valeria me hizo mamá en diciembre de 2015, pero mucho antes de su nacimiento empecé a plantearme cuestiones sobre el embarazo consciente, el parto natural y respetado, la crianza con apego, la educación respetuosa… y es así como empiezan mis investigaciones y lecturas sobre estos temas. Decido empezar a formarme de manera profesional como Asesora de Lactancia con Multilacta, en Crianza consciente con Laura Perales Bermejo,  y en Pedagogías Alternativas con Marta Martínez Lledó. Se empieza a gestar en mí una transformación personal y profesional que ha hecho que todas mis ideas, convicciones y aprendizajes hasta el momento se tambalearan. Descubro así una forma de acompañar a la infancia más respetuosa, teniendo en cuenta sus ritmos madurativos, sus necesidades. Una nueva forma de acompañar que pone patas arribas todos mis aprendizajes.

Entre formaciones, libros y apuntes, llegó Valeria y puso mi mundo patas arriba. Yo creía que tenía las lecciones aprendidas, me había preparado mucho durante mi embarazo… pero hay cosas que no están en los libros y tampoco nadie me las contó.

Nadie me habló de que los partos no son siempre como has soñado y de todas las implicaciones que eso conlleva.

Nadie me habló de que el puerperio es duro y que te vas a encontrar con una vulnerabilidad jamás reconocida en ti.

Nadie me habló de que las madres perfectas no existen, aunque tú te empeñes en ser una de ellas, y que un sentimiento de culpabilidad por todo se convertirá en tu sombra.

Nadie me habló de que iba a dejar de ser yo, para convertirme en la madre de.

Nadie me habló de que a pesar de estar rodeada de gente, un sentimiento de soledad se va iba a apoderar de mí, porque no estamos preparadas para criar solas.

Nadie me habló de que la lactancia no es fácil y que no siempre sale como tú habías soñado.

Nadie me habló de que a pesar de haber leído, investigado… me iban a asaltar miles de dudas e inseguridades y que iba a echar en falta un grupo en el que apoyarme.

… Y seguro que a ti tampoco te hablaron de muchas cosas.

Si algo he aprendido con mi maternidad, es que estamos desconectadas de nuestros instintos, y nos falta una tribu que nos ayude a recuperarlos, a confiar en nosotras y en la que encontrar ese sostén emocional que tanto necesitamos en esta etapa de nuestras vidas. La falta de tribu es lo que verdaderamente falla, no somos nosotras. Necesitamos nutrirnos de otras mujeres y criar acompañadas. Solo así podremos salvar todas las dificultades y convertirnos en la madre que queremos ser.

Pero también necesitamos información veraz, más allá de opiniones, de informaciones contradictorias con las que nos bombardean cada día. Es por eso que en este espacio compartiré contigo todos los conocimientos que he ido adquiriendo en mi formación, también mi experiencia como madre, que es la mía, pero quizás te sirva.

Te ayudaré a resolver tus dudas, asesorarte en el día a día de tu crianza, para ayudarte a conectar con tu instinto, para que te conviertas en la madre que quieres ser, pero sobre todo para que nuestros hijos puedan tener infancias más sanas y felices.

¿Nos acompañamos?

Opt In Image
Suscríbete al boletín y consigue gratis el Ebook "10 claves para criar con éxito"